San Luis de Quillota

[LA TERCERA] Oyarzún: el autoproclamado padre de la zumba

Martes 24 de enero, 2017

Compártelo »

Nota de prensa publicada el día lunes 22 de enero en Diario La Tercera, tanto en su versión impresa como digital. Nota completa en el siguiente link.

Marcelo Oyarzún se sorprende por el revuelo que han causado las imágenes de los planteles de Universidad de Chile y Palestino practicando zumba durante sus respectivas pretemporadas. El preparador físico de San Luis, quien integró el cuerpo técnico de Mirko Jozic en la campaña que le dio a Colo Colo la única Copa Libertadores de su historia, en 1991, aclara que hace mucho tiempo que en los entrenamientos de los equipos de fútbol se emplean métodos propios de los gimnasios para sedentarios. Sin ir más lejos, bajo su dirección, los quillotanos practicaron la misma disciplina en el acondicionamiento que realizaron a mediados del año pasado.

“Yo ocupo este tipo de trabajos hace 15 o más años, pero en ese tiempo no había redes sociales ni teléfonos celulares que tomaran imágenes de alta resolución. En San Luis la usé hace ya un año.La zumba es un ejercicio aeróbico que se realiza bailando, un trabajo regenerativo divertido. Antes se usó la gimnasia aeróbica o el baile entretenido. Se hace desde hace mucho tiempo. Lo que pasa es que llama la atención, porque la gente no asocia a los equipos de fútbol con este tipo de actividades que se realiza más en los gimnasios”, enfatiza. Sin ir más lejos, Oyarzún cuenta que en pleno Mundial de Brasil Alemania practicó yoga y aqua aerobics,

En su caso, la exploración de la herramienta está vinculada con inquietudes personales que surgen en el inicio de su carrera. A comienzos de los 90, antes de incorporarse al staff que Jozic conformó en el club albo, y en paralelo a sus actividades académicas, Oyarzún mantuvo el gimnasio La Pirámide, en Concepción. Fue su primera aproximación a la actividad física ajena al alto rendimiento. Hubo más. Después fue parte de los fundadores de la clínica MEDS, que se especializa en la tención de deportistas, y emprendió, junto con Miguel Ramírez, a quien acompaña ahora en los canarios, en One, otro gimnasio que estaba dotado de la más alta tecnología. La experiencia terminó en 2010.

“Desde el comienzo de mi carrera, decidí que iba a tener un negocio aparte, ajeno al fútbol, que me dejara trabajar tranquilamente en lo que más me gusta, pero que también me diera estabillidad. Todo eso me ha permitido estar al día en la actividad física de los sedentarios e ir tomando elementos que puedan ayudarme en la preparación de los deportistas de alto rendimiento”, explica.

¿Por qué incluir la zumba en las sesiones de trabajo de un plantel de futbolistas? Oyarzún explica que los beneficios son varios. “La idea es añadirle al entrenamiento un factor de
entretención, que sea divertido y motivante para los jugadores. De partida, se realiza con un profesor distinto y no con el hijo de puta del PF. Eso ya lo hace distinto, sobre todo en una etapa dura como las pretemporadas, en el que el preparador físico es el tipo más odiado por los jugadores”, sostiene.

En el plano más técnico, detalla que, durante una sesión de zumba, “el corazón trabaja durante 50 minutos a 120 pulsaciones por minuto”.En ese contexto, ese ejercicio funciona como un trabajo regenerativo en un momento del año en que la musculatura es sometida a altos niveles de exigencia con la finalidad de acondicionarla para la demanda de un calendario completo.
No se trata de más que de un complemento, pues el foco sigue puesto en mejorar las capacidades que están relacionadas directamente con el juego y con la capacidad para resistir un alto desgaste durante una temporada completa. “Hace seis meses, lo hice en San Luis en el décimo turno de la pretemporada. Ahora, después de catorce sesiones de entrenamientos. También uso aqua aerobics. Se practica en una piscina, con una profesora que, fuera de ella, guía la clase. Y he incorporado el spinning”, especifica.

Antes los usó en sus pasos por UC, Newell’s, Toluca y Olimpia, entre otros clubes en los que trabajó. Kickboxing, yoga y, en el último tiempo, el crossfit, la especialidad que está de moda en los gimnasios del mundo, forman parte del repertorio de posibilidades que ha podido utilizar el plantel canario producto de la permanente inquietud del hijo del recordado Nelson Consomé Oyarzún y padre de Diego, defensor de Palestino, el profesional que se encarga diariamente de mantenerlos en forma.